30/08/2016

Tostada de ventresca de bonito y anchoa

Sencilla pero con un sabor único e intenso. Esta combinación es una de nuestras favoritas, sin duda. Y nos traslada a la esencia del Cantábrico.

La ventresca de bonito del Norte Espinaler es uno de los productos más preciados de la gamma Premium, por su textura, sabor y calidad. En palabras de David Tapias, quinta generación de la familia Tapias al frente de la empresa, “se deshace en el paladar“. El bonito se elabora con pescado fresco del Cantábrico, al que se cuece y se le añade aceite de oliva y sal.

Las anchoas del Cantábrico Espinaler son tiernas y rojizas. Una verdadera exquisitez. Seleccionamos personalmente las anchoas que se capturan en el Cantábrico durante los meses de abril y mayo, momento óptimo para su recolección. Las elaboramos tradicionalmente y de forma artesanal en nuestras instalaciones de Vilassar de Mar, donde una vez enlatadas y prensadas en salmuera, pasan un período de 8 a 12 meses de maduración. Cumplido este tiempo, las anchoas se limpian a mano una a una y se envasan. En este proceso se empacan, o bien al natural, o bien en aceite de oliva.

Tostada-ventresca-y-anchoa-1024x683¿Os animáis a probar este delicioso bocado?