16/03/2017

Pizza con frutos del mar

Ésta es nuestra propia versión de una receta sabrosa y diferente, con una selección de tres conservas Espinaler muy reconocidas: los mejillones, la almeja al natural y el atún claro. Totalmente apta para intolerantes al huevo y a la lactosa, la pizza con frutos del mar es, además, nutritiva y de un valor proteico muy alto. Ideal para preparar en casa con los tuyos. A los más pequeños de la familia les encantará el plan… y, por supuesto, ¡el resultado final!

Conozcamos un poco las conservas que hemos seleccionado…

El mejillón es un alimento rico en hierro, proteínas y Omega-3, así como también en vitamina B12.

La almeja al natural tiene un alto contenido en proteínas, potasio, hierro y calcio.

El atún claro destaca por su alto valor en proteínas; así que es un alimento muy recomendado para niños o deportistas, así como para quienes deban recuperarse después de una etapa de convalescencia.

pizza frutos del mar

Ingredientes para 4 personas:

1 masa de pizza de unos 400 gr.

250-300 gr. de tomate frito

1 lata de mejillones en escabeche Espinaler

1 lata de almejas Espinaler

1 lata de atún Espinaler en aceite de oliva

200 gr. de mozarella

1 cucharada de orégano seco

Unas hojas de rúcula

 

Preparación:

Siguiendo los pasos que comentamos a continuación, podemos preparar una pizza con frutos del mar para 4 comensales, pizzas individuales o bien minipizzas. El procedimiento es el mismo, el tiempo de cocción en el horno será un par de minutos menos si decidimos preparar las minipizzas.

Precalentamos el horno a 200º durante unos 15-16 minutos, encencido arriba y abajo; y colocamos la bandeja de horno en la mitad de éste. Si el horno tiene ventilador, la temperatura que sea de 180º.

Ponemos papel vegetal en la bandeja y extendemos la masa de pizza encima.

Repartimos el tomate frito por encima de la masa y colocamos la mozzarella en rodajas (o como se desee), espolvoreamos con orégano y lo introducimos en el horno. El tiempo de horneado es distinto en cada horno, así que es orientativo. La masa debería quedar un poco crujiente.

Una vez la pizza fuera del horno, repartimos por encima el atún, los mejillones y las almejas, así como también unas hojas de rúcula.

Aliñamos con el mismo aceite de la conserva del atún  y servimos.

 

¡Ya tendremos lista la pizza con frutos del mar! ¡Buen provecho!

Receta y fotografía: Dolorss Blogdecuina