17/12/2015

Crujientes de brandada de bacalao con salsa Romesco

La rica receta que os presentamos lleva un ingrediente propio: la salsa Romesco, de sabor muy natural. El origen de esta tapa se remonta al siglo XVI y, con el paso de los años, se ha convertido en un aperitivo muy típico de las zonas costeras de Occitania. Como la brandada es muy suave, le va perfecta una salsa potente como la romesco de Espinaler y junto con el crujiente de la pasta filo, forman una combinación excelente. La receta es un tanto laboriosa, pero compensa el esfuerzo en un día especial.

La salsa romesco Espinaler es ideal para acompañar los típicos calçots, o como condimento de pescado, carnes y verduras.  Se elabora siguiendo la receta tradicional, con aceite, cebolla, tomate, frutos secos y vinagre de vino blanco. En su preparación se utilizan ingredientes naturales y no lleva colorantes, tampoco contiene gluten.

INGREDIENTES PARA 8 PERSONAS:

– Para la brandada

1 lomo de bacalao desalado

1 patata

2 dientes de ajo

Leche sin lactosa

Aceite de oliva y sal

– Para el crujiente

8 láminas de pasta filo

Mantequilla sin lactosa derretida

– Para la guarnición

1 pimiento rojo

1/2 cebolla

Aceite de oliva y sal

Salsa romesco Espinaler

 

Cómo hacer los crujientes de brandada de bacalao con salsa Romesco

– En un cazo ponemos a cocer la patata con su piel. Pinchamos con un cuchillo para comprobar que está hecha, sacamos, dejamos enfriar y quitamos la piel.

– Cortamos el pimiento rojo en tiras y la cebolla en juliana. Sofreímos en una sartén a fuego suave. Reservamos.

– En una sartén con un poquito de aceite doramos los ajos en láminas y los apartamos. En el mismo aceite freímos un poco el bacalao, debe quedar poco hecho. Dejamos que se enfríe y desmenuzamos.

– En el vaso de la batidora ponemos la patata, el bacalao, sal y un chorrito de leche templada. Trituramos y poco a poco vamos añadiendo aceite de oliva hasta que nos quede una textura cremosa.

– Extendemos la masa filo y cortamos por la mitad. Cogemos una hoja y la pincelamos ligeramente con mantequilla derretida. Colocamos encima otra hoja y la pincelamos también.

– En el centro echamos un par de cucharadas de brandada de bacalao y cerramos como un rollito de primavera. Pincelamos también por fuera y hacemos lo mismo el resto y los colocamos en la bandeja de horno, sobre papel vegetal.

– Precalentamos el horno a 200ºC, introducimos la bandeja y horneamos durante 8 minutos. A los 4 minutos les damos la vuelta para que se doren por los dos lados.

– Para presentar los crujientes, ponemos debajo un poco del sofrito de pimiento y cebolla, encima un rollito de brandada y un poquito de salsa romesco.

– Servimos enseguida.

Receta ideada y diseñada por: Rosa de larosadulce

Foto: larosadulce.com